Newletters

Primeros resultados en la mejora de la vida útil del arándano con tecnologías poscosecha

Los estudios realizados en el Centro Tecnológico Adesva sobre la mejora de la vida útil del arándano ya están dando sus primeros frutos. De las cuatro tecnologías seleccionadas al inicio del proyecto, en enero de 2020, dos de ellas nos han permitido almacenar este fruto manteniendo su calidad durante más tiempo.

Al hablar de la calidad del arándano nos referimos a la evaluación de ciertos parámetros físicos que pueden ser positivos como la firmeza, la apariencia interna, la presencia de pruína, etc., o negativos tales como el nivel de deshidratación o el grado de pudrición. Además existen parámetros químicos, entre los que destacan los compuestos bioactivos, que se están estudiando en el bloque de metabolómica desde la Universidad de Huelva.

Una de las tecnologías empleadas, que está basada en la liberación de pulsos eléctricos, ha permitido ralentizar la aparición de moho en los frutos almacenados, mientras que otra de ellas, que proporciona una atmósfera modificada, evita la deshidratación manteniendo intactas la firmeza y la apariencia, tanto externa como interna, del fruto. Ambas han resultado ser muy efectivas durante todo el período de estudio (42 días). Esto no implica que podamos garantizar la conservación del fruto durante todo ese tiempo debido a que es necesario contemplar todos los parámetros analizados para poder llegar a una situación de equilibrio, incluidos los relacionados con el bloque de metabolómica que aún se encuentran en análisis, aunque podemos adelantar que sí se observan notables diferencias al emplear las tecnologías seleccionadas en comparación con los lotes control.

Frutos intactos tratados con tecnología poscosecha 42 días después de su recolección

 

El principal objetivo de este proyecto consiste en elevar el estudio hasta escala real, permitiendo llevar a las casas de los consumidores unos frutos con la máxima calidad organoléptica y nutricional. Las dos tecnologías mencionadas (o tal vez la combinación de ambas) serían buenas candidatas para cubrir este fin y serán probadas en cooperativas al inicio de la próxima campaña, en torno a enero de 2022.

Este proyecto está financiado por la Junta de Andalucía a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Unión Europea).

También le puede interesar

Sin comentarios

Haga el primer comentario

Deje un comentario

Por favor, escriba su nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor escriba un mensaje.

Complete la operación *